A Antonio Carmona (51) le emociona volver a España para trabajar y empezar una gira. Hace cuatro años se instaló en Miami, y durante este tiempo sus viajes a su país de origen fueron para grabar el programa A mi manera y acompañar a su padre, el guitarrista Juan Habichuela, al que se le diagnosticó una grave enfermedad, 18 meses antes de su muerte, ocurrida en junio del 2016. A Antonio la voz se le entrecorta cuando lo recuerda: “Mi padre tenía un elevado talento. Tocó con José Meneses, con El Lebrijano, con Camarón…, mi estilo, mi flamenco, es muy diferente del suyo. Tengo, eso sí, su estirpe”. Su admiración se verá plasmada en el disco que está grabando tras cinco años sin sacar ningún trabajo nuevo. El primer single, que se titula Me encanta, está dedicado a su padre, y cuenta con la colaboración de su sobrino Juan Carmona. “Es un homenaje a lo que ha sido y a todo lo que nos ha enseñado”, dice con voz contenida. El videoclip del tema que saldrá en febrero ha sido grabado en Granada, ciudad en la que nació en 1933 Juan Carmona Habichuela y donde está enterrado, y también en Cádiz, donde Antonio veranea.

Hace muchos años que el exlíder de Ketama no actúa en Barcelona, por eso le hace ilusión abrir el Festival Íntims, del Casino Barcelona, el próximo 4 de febrero. “No hay nada mejor que empezar el año en los escenarios –dice–. Y me motiva hacerlo en un formato acústico, íntimo y cerca del público, que me recuerdan a los tablaos flamencos de mis inicios”. Sus dos hijas de su matrimonio con la representante musical Mariola Orellana llevan con orgullo ser tataranietas de Habichuela el Viejo, el fundador de la dinastía flamenca, aunque sus inicios en la música son muy diferentes a los suyos. “Mis hijas (Marina y Lucía) han estudiado música en Cambridge y ahora la pequeña continuará formándose en el Taller de Músics, aquí en Barcelona. Las dos tienen mucha base, pero tienen que crecer y acostumbrarse al escenario”, explica Antonio.

En los noventa, Carmona saltó a la fama con Ketama, un grupo de flamenco fusión, que lideró junto con su hermano Juan y su primo José Miguel y que sacó al mercado éxitos como No estamos locos o Vente pa Madrid Vengo venenoso, De noche De purísima y oro . Hace cuatro años se instaló en Miami, “quería buscar nuevos terrenos y está muy cerca de países donde la música se vive mucho y sus ritmos se parecen al flamenco. Allí me he dedicado a componer a producir obras teatrales y a otros cantantes, y también a grabar muchos duetos”, dice riendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies